Archivo para placeres

EL ARTE DE LA FELACIÓN/2

Posted in Algo sobre mí with tags , , , , on agosto 28, 2009 by bodydulce

Si recuerdan, nos habíamos quedado en las técnicas básicas para realizar una felación. Les recomiedo que se lean esa primera parte para tener más información.

Una mamada no tiene por qué ser un fin en sí misma, puede ser la antesala de otra práctica posterior. Es decir, si eso es lo que desean, les basta con la anterior entrada de “El arte de la felación”. Lo que trataremos ahora es la felación completa.

Hay hombres que les excita tanto una mamada que apenas pueden disfrutar de ella. Me explico. Supongo que será porque la simple idea de lo que va a suceder les pone tanto que ya tenemos avanzado más de la mitad del camino. A otros, sin embargo, les cuesta un tiempo razonable y, por tanto, lo disfrutan más. Pero también hay un grupo de hombres a los que les cuesta llegar a la eyaculación con la felación. Suelen pertenecer a este grupo aquellos que están circuncidados debido a que su sensibilidad es menor y la falta de piel hace más dificil la práctica y se necesita más lubricación.

Por tanto, habrá que tener en cuenta la tipología de cada hombre para actuar de una manera u otra. Si el sujeto se corre con facilidad será mejor realizar la felación de manera más sutil, tanto en las formas como en el tiempo, es decir, procurando no insistir en las chupadas intensas y dejando pausas para combinar la felación con el uso de las manos. Ante estos hombres no es conveniente dejarles manejar la situación, que no te agarren la cabeza o empujen a su libre albedrío, haciéndoles ver que nosotras marcamos los tiempos para un mejor disfrute. Todo lo que esté alejado del entorno del frenillo retrasará su eyaculación; besos, pellizquitos con los labios, succión suave de los testículos… En el momento obvio en que su excitación es máxima, introducimos su miembro completamente en la boca y continuamos como en el siguiente grupo de hombres.

Sigue leyendo

EL ARTE DE LA FELACIÓN/1

Posted in Algo sobre mí with tags , , on julio 3, 2009 by bodydulce

…mamada, francés, chupada, llámenle como quieran. A petición de una de nuestras lectoras hago esta entrada dedicada a la siempre compleja práctica de la felación.

Previamente, hay que decir que no hay dos hombres que reaccionen de la misma manera ante estímulos encadenados similares. Eso significa que la mejor manera de saber lo que le gusta a tu pareja es escucharle (si se expresa) u observar sus reacciones ante nuestras acciones. Eso como premisa.

Parto de que, si a una mujer le desagrada hacer una felación, la posibilidad de tener éxito sexual con su pareja es casi nula, al menos en esa práctica concreta. Lo mismo vale para el hombre que la recibe, aunque me temo que no existe hombre alguno en el mundo que haga ascos a recibir una mamada de la chica que le gusta. Si ustedes son de este tipo de hombres o conocen a alguno, me lo hagan saber. Es importante, por tanto, que la mujer se involucre en lo que está haciendo y obtener placer sexual, tanto por la propia práctica como por saber que le está dando mucho placer a su chico. De los prejuicios ya ni hablamos, ¿estamos de acuerdo?

Cuando se comienza una felación pueden ocurrir varios supuestos. El más común es que, llegados a ese momento, el hombre ya esté lo suficientemente excitado por los juegos previos y su miembro se encuentre en plenitud eréctil. Otro caso es aquel miembro que se encuentra en fase semi-rígida por el motivo que sea (un descanso, una reciente eyaculación…). Y, por último, nos podemos encontrar que tenemos que partir de cero, es decir, el pene se encuentra en su mínimo tamaño y rigidez. Hay que advertir que la mujer que vaya a practicar una felación también puede provocar encontrarse con estos tres modelos de excitación. Si pretendes sorprender a tu pareja en plena siesta con una sorpresa, lo normal es que te encuentres en el último de los tres casos.

Si al hombre le apetece tener sexo en ese momento, el tamaño inicial de su miembro les tiene que dar igual. Es cuestión de segundos alcanzar la plena erección.

Sigue leyendo

OTRA CLASE DE PLACERES

Posted in Curiosidades with tags , on abril 8, 2009 by bodydulce

No sé si la frase es suya pero Karlos Arguiñano la suele decir con frecuencia, “la comida es el único placer que se disfruta vestido”. Arguiñano es un tipo que me cae bien a pesar de que hay actitudes de él que no comparto. Me parece honesto consigo mismo y no mucha gente puede presumir de ello. Es una impresión que me da ya que no lo conozco en persona y puede resultar que la realidad sea bien diferente, aunque me extrañaría.

La frase puede ser una exageración pero la suscribo plenamente. El sexo y la comida son mis dos placeres preferidos. No soy de buen comer, por cantidad,  y me apasionan las comidas simples.

PAN CON TOMATE

Es mi desayuno preferido. La rebanada de pan tiene que ser gruesa, de hogaza, de ese pan de miga consistente con la corteza dura y ancha. Me gusta de dos formas, que voy alternando según me apetece, o bien ligeramente tostada y frotada con ajo o tal cual. El tomate untado debe ser muy maduro y de pulpa no acuosa. Un buen aceite de oliva y pizca de sal. Así de simple y así de sabroso. Ah, y se come con las manos nada de cursiladas cuchillo-tenedor.

Sigue leyendo