NUESTRO PRIMER TANGO por Sapho (Relato erótico Nº5)

Este es un texto que concursa en “Relatos eróticos breves”. Si quieren participar, aquí tienen las bases. Y si desean ver todos los relatos que concursan, solo tienen que hacer click en la categoría “Concurso de relatos eróticos” que se encuentra en la banda de la derecha, en el apartado “Categorías”.


NUESTRO PRIMER TANGO

La clase de tango había terminado sin embargo ella seguía allí incapaz de moverse y todavía envuelta en esos movimientos que encontraba tan sensuales y que acababa de disfrutar mientras observa desde el cristal en la sala de espera en la que habían quedado para encontrarse.
No sabía qué le pasaba pero no podía dejar de repetir esas imágenes en su cabeza. Nunca antes había sentido la excitación que la estaba recorriendo sólo de imaginar cómo esas caderas que tan bien se movían al ritmo de ese quejido de tango podrían moverse cuando se propusieran dar y recibir el placer que estaba segura sería extraordinario.
¡Hola! Perdona por hacerte esperar- dijo la misma mujer que aún se contorneaba en su cabeza.
¡Hola!… eh… no, no te preocupes… sólo llevo unos minutos aquí – respondió ella con el sentimiento de culpabilidad de algo que no ha sucedido pero que sí lo ha hecho en tu cabeza.
Juntas se dirigieron al bar de al lado y entre risas, palabras, secretos y vino blanco se les pasó el resto de la tarde. Cuando se dieron cuenta era demasiado tarde para que pudiera volver a casa.
Será mejor que te quedes a pasar la noche en mi casa – una invitación que, si bien no era nueva, esta vez sonaba diferente, sonaba a deseo, a placer, al tango desnudo que poco antes había imaginado.
Sentía cómo su sexo crecía dentro de esas braguitas nuevas que justo hoy estrenaba. Eran rojas y sólo cubrían aquello que ahora latía con ansias de ser descubierto. No podía entender  qué había cambiado y todavía no sabía si era el vino o las imágenes de los senos que durante el último tango permanecían orgullosos y más hermosos que nunca.
Su amiga abrió la puerta y la invitó a entrar. Una vez allí embriagas aún con el sabor de la última copa de vino en el paladar decidieron que una copa más era condición sine qua non para poder dar por acabada la noche que sin embargo y sin que ellas aún supieran sólo acababa de empezar.


Mientras ella servía generosas cantidades en ambas copas, su amiga fue a ponerse cómoda y a buscar algo para que ella pudiera hacer lo mismo.
Cuando volvió la sorprendió el nuevo camisón que vestía. Nunca antes lo había visto. Era de raso negro, corto, cortísimo y dejaba entrever su ropa interior también negra a juego con el camisón. Sus pechos apenas se contenían y rebosaban por encima del escote tremendamente sugerente que les delataba.
Sin apenas darse cuenta se encontró mirando sus pechos con deseo de tocarlos, chuparlos, acariciarlos y hacerlos suyos. ¿Qué le estaba pasando? Sabía que su amiga ya había tenido experiencias con otras mujeres antes pero ella nunca había mostrado ningún interés ante una mujer. Sin embargo en ese momento se dio cuenta de que si nada pasaba acabaría la noche deseándola en silencio.
De repente sintió los ojos de su amiga fijos en su mirada. Se encontró frente a frente con ellos y vio que la miraban con curiosidad y deseo?… era deseo lo que veía en sus ojos?
Lo era. Su sexo palpitaba, ardía de calor y mojaba aún más sus ya húmedas braguitas. La miró y no quiso detenerse. Se acercó a sus labios y los acarició con un beso que las envolvió en un baile, en un tango en el que sus lenguas entraban, salían, se movían en círculos y se alejaban una vez más para volver a entrar y despertar un escalofrío que iba desde esas bocas hasta lo más profundo de su sexo.
Sus pezones se erguían y ardían en deseos de ser acariciados. No le dio tiempo a pensarlo más cuando esa misma lengua que jugaba pocos momentos antes con su boca se entrometía en sus pechos. Poco a poco, suavemente hasta llegar a su pezón, primero el derecho y después el izquierdo, sin prisas, lentamente, en círculos primero y después más deprisa, con pasión y con el ansia de saber que esos senos nunca antes habían sido besados por los labios de una mujer.
No podía aguantar más y sus manos se dirigieron al sexo de hasta ese momento su mejor amiga. Estaba húmedo, caliente, esperándola hambriento. Un movimiento de nerviosismo la confirmó que el deseo era más fuerte que nunca y que su clítoris estaba más grande y sensible que nunca. Tenía que bajar, tenía que olerlo y saborearlo antes de que explotara de placer.
El sabor era mucho mejor del que jamás se hubiera imaginado. Era una mezcla de dulce y salado que sabía a placer sin frenos. No sabía cómo mover su lengua, era la primera vez que estaba tan cerca de un clítoris. Se acordó de esas escenas de películas porno que más de una vez había visto en secreto en su habitación mientras se acariciaba en la soledad de la noche. Empezó a chuparlo. Círculos, arriba y abajo, se acercaba, lo tocaba, se alejaba y sentía el deseo crecer y crecer en el sexo de su amiga.
Se ayudó de sus dedos y comenzó a abrirse paso en un camino desconocido y sin embargo muchas veces antes recorrido en su imaginación. Era tal y como lo imaginaba. Caliente, mojado y palpitaba, sí, palpitaba de placer. Siguió acariciando el clítoris con su lengua mientras sus dedos resbalaban por la vagina, abierta y receptiva a sus juegos.
Estaba a punto de correrse podía sentirlo. Sabría reconocerlo porque el cuerpo de su amiga se convulsionaba, daba la sensación de tiritar. Un gemido, otro, subiendo el tono hasta por fin llegar a un grito agudo que sin poder evitarlo la hizo buscar su propio sexo con impaciencia, sus dedos llegaron a su excitadisimo clítoris y en tan sólo un par de movimientos sus gemidos acompañaban a los de su amiga. Era el mejor orgasmo que había tenido nunca.

Anuncios

3 comentarios to “NUESTRO PRIMER TANGO por Sapho (Relato erótico Nº5)”

  1. Buenísimo!! Un poco más largo que el resto pero merece la pena dedicarle unos minutitos, lo recomiendo :)

  2. vI0S35 qjdxzfncxxhe, [url=http://mgvurcqczzlw.com/]mgvurcqczzlw[/url], [link=http://dlocmdecbuoy.com/]dlocmdecbuoy[/link], http://edhblethixxl.com/

  3. El Tangonauta Says:

    fuerte! apasionado! mu bueno!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: