DOCE UVAS por Gulgu. (Relato erótico Nº2)

Este es un texto que concursa en “Relatos eróticos breves”. Si quieren participar, aquí tienen las bases. Y si desean ver todos los relatos que concursan, solo tienen que hacer click en la categoría “Concurso de relatos eróticos” que se encuentra en la banda de la derecha, en el apartado “Categorías”.


DOCE UVAS

Sentados de lado, uno frente al otro, desnudos, acabamos de preparar nuestras campanadas especiales para esta noche. La mermelada de uva, en raciones muy pequeñitas, queda repartida por doce puntos de nuestros cuerpos. Y en este momento pones la que hace trece.

– Está fría
– Y tú, ardiendo
– No lo dudes

Nos acariciamos lentamente las zonas que quedaron libres sin dejar de mirarnos. El deseo va en aumento a medida que se acercan el momento de los cuartos.
La bola comienza a bajar. Suena el carrillón y unas sonrisas pícaras nos invaden el rostro. El corazón bombea fuerte. Muy fuerte.

Comienzan los cuartos. La excitación crece a una velocidad de vértigo. Me lanzaría sobre ti, pero acordamos respetar los tiempos. Me acerco a ti. Comienzo yo.

¡Dong! Mi lengua recorre tu cuello recogiendo a su paso toda la mermelada que encuentra. No puedo evitar cerrar la boca y propinarte un leve mordisco. Quise seguir, pero se acabó mi tiempo.

¡Dong! Tu turno en mi cuello. Eres más hábil y tienes más tiempo para recrearte en tu beso. Y qué manera de besar. Me enciendes. Sabes que las dos próximas son para mí.

¡Dong! Mi boca encierra tu pezón derecho mientras mi lengua, en un recorrido en círculo, limpia cualquier resto de confitura. Y antes de la siguiente campanada estoy en el izquierdo.

¡Dong! Un “Sshhh!!” sale de tu boca. Notas que me embalo, que te excita. Pero queremos mantener la tensión. Mis dientes no pueden evitar mordisquear tu pezón. Mi deseo, a punto de desbordar.

¡Dong! Tus dedos, tus uñas acarician mi pecho a la vez que besas y lames mi esternón. Te veo casi fuera de ti. Te huelo.

¡Dong! Vas descendiendo hasta mi vientre pero soy yo quien llega antes a tu ombligo. Me toca. Y vuelvo a morderte de nuevo. Te comería a bocados.

¡Dong! Tienes mi miembro en el horizonte, pero paras antes en mi vientre para besarme mientras tus manos se deslizan entre mis piernas.

¡Dong! Ya quedo bajo tus piernas y voy a dentellada limpia. Tu muslo izquierdo es la siguiente víctima y mis manos se aferran a tus nalgas. Mis dedos te dicen que no te soltaré bajo ningún concepto.

¡Dong! Separas mis piernas. Atacas mi ingle descontrolada. Tus manos buscan acariciar mi culo, mis muslos, … Comienzas a perder el control.

¡Dong! Yo ya estoy casi fuera de mí. Tu muslo derecho ya queda libre de todo rastro de mermelada y mi lengua no puede estarse quieta. Voy a por tu sexo, que me llama desde hace rato. Pero debo esperar a la que hace doce …

¡Dong! Tu mano ya agarra con fuerza mi miembro. Duro. Enhiesto. Y tu hambrienta de tenerlo en tu boca. Pero antes limpias la otra ingle atropelladamente, deseando que llegue por fin esa última campanada.

¡Dong! Me adentro en tu cuerpo. Te saboreo. Me saboreas. La mermelada se mezcla con tu néctar y mi boca intenta calmar toda mi sed. Mi sexo se pierde dentro de ti y noto tus dientes como lo muerden. Como tu lengua lo recorre.

La gente en la Puerta del Sol grita. Nosotros gemimos, respiramos atropellados. Nuestras caderas se convulsionan y el animal que llevamos dentro en ocasiones aúlla, araña, muerde, … No podemos dejar de darnos placer hasta que desbordamos pasión y deseo estallando en un orgasmo feroz, que aún habiendo sido breve sabe a gloria.

Luego nos besaremos y acariciaremos. Repondremos fuerzas y haremos el amor pausadamente, saboreándolo. Pero siempre recordaremos la explosión de la última campanada.

Anuncios

5 comentarios to “DOCE UVAS por Gulgu. (Relato erótico Nº2)”

  1. Y puede ser nochevieja todos los dias ???

  2. me encendio muchisimo este relato…. a que esta muy bueno.

    Felicidades

  3. Von Richthofen Says:

    A mi juicio, mucho mejor que el anterior. Me parece una genial idea, aunque quizas poco plausible… las campanadas se dan en un intervalo de tiempo demasiado corto como para cambiar tan rapido “ahora me toca a mi ahora a ti”. Ademas, suprimiria el ultimo parrafo. Aporta muy poco al relato, para mi es prescindible.

    No obstante, repetir que me ha parecido bastante bueno. Pero ya que hacemos de jurado me permito el lujo de hacer una critica :)

  4. Que buen relato, ya me lo imaginaba todo… excitante y muy desesperante en cada lamida.

    Richthhofen, coincido con lo del último párrafo, pero el relato comple con erizar los pelos.

    Fidji

  5. Anónimo Says:

    mejor, mejor

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: