OTRA CLASE DE PLACERES

No sé si la frase es suya pero Karlos Arguiñano la suele decir con frecuencia, “la comida es el único placer que se disfruta vestido”. Arguiñano es un tipo que me cae bien a pesar de que hay actitudes de él que no comparto. Me parece honesto consigo mismo y no mucha gente puede presumir de ello. Es una impresión que me da ya que no lo conozco en persona y puede resultar que la realidad sea bien diferente, aunque me extrañaría.

La frase puede ser una exageración pero la suscribo plenamente. El sexo y la comida son mis dos placeres preferidos. No soy de buen comer, por cantidad,  y me apasionan las comidas simples.

PAN CON TOMATE

Es mi desayuno preferido. La rebanada de pan tiene que ser gruesa, de hogaza, de ese pan de miga consistente con la corteza dura y ancha. Me gusta de dos formas, que voy alternando según me apetece, o bien ligeramente tostada y frotada con ajo o tal cual. El tomate untado debe ser muy maduro y de pulpa no acuosa. Un buen aceite de oliva y pizca de sal. Así de simple y así de sabroso. Ah, y se come con las manos nada de cursiladas cuchillo-tenedor.

LATA DE BERBERECHOS, PATATAS DE BOLSA Y CERVEZA

Este placer me lo reservo para el aperitivo del sábado en homenaje a mi padre.  Compartíamos ese sagrado momento los sábados, mientras mi padre hacía la comida. Éramos muy meticulosos con la calidad de las latas de berberechos hasta tal punto que nos convertimos en expertos en marcas y temporadas. Teníamos claro que el tamaño de los berberechos tiene que ser mediano o grande, los pequeños suelen tener arenilla y el sabor no es el mismo, no sé por qué. Lo de las marcas es muy confuso. A temporadas es mejor una que otra y no siempre los más caros son los mejores. Me gustan (nos gustaban) con un chorrito de vinagre y tomarlos sobre la misma lata abierta con palillos. Recuerdo como mi padre me dejaba los últimos berberechos de la lata y, a continuación sorbía un poco del caldo restante, dejándome a mí la mayor parte de ese sabroso líquido con esencia de mar. Todo esto acompañado de una bolsa pequeña de patatas fritas y una cerveza fresca.Cada vez que hago este ritual me acuerdo mucho de mi padre. Y eso me reconforta doblemente.

TORTILLA DE PATATA

Tiene que ser poco cuajada, con cebolla y en sartén pequeña y de escaso grosor. Ninguna es igual a otra y hacerlas bien es un arte, dependiendo de los ingredientes…y de la suerte. La prefiero en plato aunque en bocadillo es una buena opción.

EL PULPO A MI MANERA

He probado pulpo en Galicia que es insuperable, por calidad y por el saberhacer, pero tengo una receta propia y adaptada que suelo hacerme. Valen los pulpos enteros congelados. Se deja descongelas y se cuecen en poco tiempo. Después es cuestión de meter alguna patata entera, sin pelar, al microondas para asarla. Se corta el pulpo en rodajas y se pone encima de las patatas previamente loncheadas. Aceite de oliva, sal gorda y pimentón de la Vera, tienen la culpa de que sea un plato exquisito. El pulpo que te sobra se puede guardar para otra comida y está igual de rico.Hay otras comidas que me vuelven loca; el cocido madrileño, las lentejas estofadas, la paella, la pasta poco apañada, todo tipo de verdura cocida o a la plancha…

Como más de cinco veces al día aunque en pocas cantidades y siempre, siempre, con vino tinto. No me gusta la comida de diseño ni los snobismos en la mesa, eso también lo aprendí de mi padre.

Me está entrando hambre, les dejo.

Anuncios

18 comentarios to “OTRA CLASE DE PLACERES”

  1. Debe ser que solo conoces dos tipos de placeres. Lo tuyo es obsesión o vicio. Parece que no conoces los placeres de estar con la familia, los niños y los amigos, eso debe ser para ti imposible o muy mundano.

    ¿sabes lo que son los amigos, acaso?

    Eres muy simple chica.

  2. bodydulce Says:

    Carmen, gracias por visitar mi blog.

    Gracias por reducir mis placeres a dos.

    Gracias por recordarme que no tengo familia, solamente una amiga e intentar hundirme en la miseria emocional.

    Gracias por calificarme como simple sin más datos que lo que lees por aquí.

    Afortunadamente, no te conozco de nada y, por tanto, no puedo considerarte con la suficiente talla moral para hacerme daño. De lo contrario, lo hubieras conseguido, puedes estar segura.

    Ahora, puedes seguir leyendo y dando tu opinión en este blog tan simple, ya lo has hecho dos veces. Desde que lo empecé, me propuse no moderar ningún comentario (salvo el spam) Aquí todo el mundo es libre de decir lo que quiera sobre lo que escribo y sobre mi persona.

    Gracias por seguirme por peregrina que sea la causa.

  3. Tienen una cierta semejanza clitoridiana… los berberechos… nunca he podido comerlos, éstos, sólo probé uno y ni lo tragué, del asquito…. los pulpos deben ser directamente alienígenas, es como comer alienígenas aderezados, nunca han sido de mi preferencia, es bastante posible que no los haya introducido en mi sistema (sus cadáveres cocinados claro) ni una decena de veces y ya hace luengos years, si bien en esa forma habitual se me hacían pasables, con mucho hambre y bastante pimentón, aceite y sal y en poca cantidad… aparte son listísimos, la última gran carcajada que recuerdo saliendo de mi aparato fonativo tuvo lugar tras la anécdota de un mago ilusionista galego explicando que uno de sus números con naipes más exitoso consistía en que quien sacaba las cartas de la chistera era nada menos que un pulpo amaestrado en esos menesteres.
    Bueno, ya se sabe, para gustos están hechos los colores, aunque es evidente que en nuestra deriva de supervivencia hemos adaptado el omnivorismo como hecho pragmático y que en un momento dado somos capaces de comer cualquier cosa con tal de no perecer de inanición, salvo las excepciones de regla y ahí está el caso del equipo uruguayo de rugby cuyo avión se estrelló en los Andes.
    Así que tampoco te extrañará la opinión de la comentarista primera, pero la verdad, es que tu caso es, ya sabes… lo reitero sin ánimo de cabrear, (a nadie) demasiado canónico, por así decirlo… si eres cierta y no virtual, inerciarás, -sería muy posible, si no lo es ya en ese referente- hacia una relación ennoviada con tu amiga del alma o directamente, después de montarte y borrar tu actual rol, con un sustitutivo del father (o a la vez ambos) o quizá no y, -en todo este y ese supuesto- te darás y otorgarás al gran favorecido (puesto que en esa aceptación, debes ser la rehostia) la gran surprise.
    Salud

  4. Me parece tan básico el primer comentario que ni te tomes un segundo en responderle.
    Considero que tienes más esencia que muchos otros y eso va más allá de las cosas que hagas.
    Tu referencia acerca de los dos máximos placeres los celebro absolutamente. El sexo trata sobre eso: comerse, saborearse, degustarse, enviciarse, mantenerlo en tu recuerdo. Es un buen comer.
    No tiene nada que ver con “placeres de familia” o de “cajitas felices”… por favor! Q cosa más insustancial. Y no porque no sea importante la familia o los amigos, sino que, ese no era el punto!!!
    Besos Bodylove, me encanta leerte. Me gustan tus reflexiones.

  5. Ay quise decir Bodydulce!
    besos!!

  6. Así es Noche, se trata de los placeres más básicos, los más primitivos.
    Me quedo con tu frase:

    “El sexo trata sobre eso: comerse, saborearse, degustarse, enviciarse, mantenerlo en tu recuerdo. Es un buen comer.”

    Me alegra que te gusten mis reflexiones.

    Besos.

  7. Michell Says:

    Vaya no había visto esta entrada.

    Es curioso como en la antigua Roma siempre se asociaban estos dos placeres el comer y el sexo, aquellos sabían un rato de todo esto.

    El comer es un gran placer, como dicen en mi tierra donde hay mucho culto a los fogones, de lo otro no tengo gran constancia.

    También estoy de acuerdo con la frase inspirada de Noche y un suspenso para Carmen. Cada cosa en su momento y en su sitio, y la familia, pues eso… bien gracias.

    Besos para todas.

  8. mama incondicional Says:

    Tengo hijos y no considero un “placer” estar con ellos ajajajaja…el primer comentario suena como resentido, no deberias haberlo respondido.

  9. Fulanita Says:

    Yo comprendo el primer comentario, me imagino que esa mujer se siente como yo. ¿y cómo me siento yo? pues me siento muy mal, me jode que una puta sea tan digna y a mi se me haya tratado fatal por haberme enrrollado sin pagar y únicamente por tener cariño de alguien (ya ni por placer sexual) con unos cuantos chicos. Me siento mal por sospechar que mi novio me pone los cuernos. Me siento mal por un montón de injusticias. Tu no tienes la culpa claro. Pero joder ¿cómo te sentirias si tu novio se va con otra? bueno como no he leido que nunca te has enamorado, eso que ganas la verdad… pero es jodido… y yo ni soy fea ni estrecha, creeme. A lo mejor un poco tonta, para que te lo voy a negar. En fin, resumiendo: Ese comentario llevaba odio, como el que tengo yo, pero no hacia ti.
    y te lo digo porque pareces una persona comprensiva.
    Me alegro que de seas puta y digna.
    Yo no soy puta, pero soy super indiga y creo que mejor estaría muerta.
    Hay que joderse… que injusta es la vida.
    Un abrazo.

  10. Fulanita Says:

    Bueno quizás si sea fea… porque no soy morena, y es algo que reprochavan todos mis ex.
    En fin, no soy morena y soy tonta.
    MATENME.
    Saludos.

  11. Fulanita Says:

    Si, el primer comentario estaba resentido. Tan resentido como yo.
    Pero yo por lo menos intento no joder a la gente, es lo único que me queda, aparentar ser buena persona. ja! ya me voy ciao.

    • Todo fina ironía, ¿no, Fulanita?

      Si es así (y así creo), te alabo el gusto pues esa es tu verdadera belleza. Y la física seguro que te acompaña.

      Besos guapa.

  12. jejejejeje…me ha encantado tu respuesta Fulanita. Bueno por lo menos derrochas buen humor.
    Si eres guapa y no morena y encima tienes sentido del humor, pues ya sabes, pasate a puta que posiblemente te quieran mas!!!!…jejejejeje(sin ofender). Suerte en el amor.

    La envidia, que puta es la envidia…..jejejejeje.

  13. mama incondicional Says:

    oiga fulanita, pero usted tiene que quererse mas, si no nos queremos a nosotros mismos ¿Quien nos va a querer? jajajajaja….todo parte por el amor propio…si te pusieron los cuernos…¡Que importa!…la vida sigue, ya llegara uno que no te ponga los cuernos y no te cambie por otra, los hombres son muy simples como para prestarles tanta atencion…

  14. Gonzalo Says:

    Hola Bodydulce, recien estiy conociendo tu blog y ya me siento atrapado por tus relatos y experiencias, fascinante tu blog, se nota que eres una mujer de claseelegante y digna, debe de ser un verdadero placer simplemente conversar contigo (del resto, ya me imagino el gran placer que sería).

    Comparto tus comentarios sobre los placeres de la comida, del buen comer y al contrario de los amargos comentarios de carmen, si sabes apreciar los placeres de la familia, ya que describes tan bien aquellos platos que recuerdan a tu padre, quien, ha sido y es tu familia y tu sostén (siempre e creido que los muertos nos siguen cuidando y acompañando, en un estado más angelical, claro).

    Ni te molestes en leer a aquellos amargados que solo quieren aguar tu felicidad, en el fondo, es sólo envidia, no les des el gusto. Te seguiré leyendo con pasión, porque tu prosa es elegante y tus relatos son variados y ricos

    Desde Chile un abrazo

  15. Gracias Gonzalo por tus bellas palabras.

    Un abrazo desde España.

  16. Hola BD!

    ¡Ay! La comida…

    Empecé a leer este post el primer día que descubrí el blog, pero no pude terminarlo por su suculento contenido. Me entró hambre.

    Lástima que no pueda disfrutar estas dos actividades con la misma frecuencia, me refiero al sexo con la comida. Las dos actividades son vitales y, además, alimentan.

    Yo si que soy de buen comer, en cantidad. Y, por suerte, no parece a simple vista que puedo comer tanto (ahora que estamos tu y yo solos, sin que nadie se entere por aquí…ya no como en platos si no en fuentes). Mis amigos ya no me invitan a comer…le salgo un comensal un poco caro, pero si que me invitan a beber, ya que no bebo. Amigos…

    Un consejo: Nunca me invites a comer…

    Respecto al primer comentario, has sabido contestar, aunque creo que no merecía la pena. Desgraciadamente la gente, incapaces de reconocer que tienen un problema , sale de casa y proyectan sus frustraciones sobre los demás, criticando sin conocer a los demás, para ‘demostrarse’ a si mismos que son mejores; cuando realmente tendría que pensar en lo que ellos son y cómo mejorar.

    Afortunadamente hay gente muy interesante y que saben quienes son y lo que quieren, sin ofender a los demás.

    ¡Besos!

    ¡Buen provecho!

  17. Hola BD , acabo de descubrir tu blog, y me he dado cuenta con pena que todos los artículos son antiguos, es una pena tus relatos me han enganchado desde el primer momento, volverás a escribir, no se sí leerás este comentario, si es así ojalá respondas, Un saludo y gracias por entretenerme

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: