LA VIOLACIÓN por Jordi (Relato erótico Nº29)

Este es un texto que concursa en “Relatos eróticos breves”. Si quieren participar, aquí tienen las bases. Y si desean ver todos los relatos que concursan, solo tienen que hacer click en la categoría “Concurso de relatos eróticos” que se encuentra en la banda de la derecha, en el apartado “Categorías”.

LA VIOLACIÓN

Por fin, de nuevo te tengo ante mi, en principio tu solo querías tomar un café, pero yo tenía otro plan para nuestro breve encuentro, deseaba que fuera intenso.

Una llamada previa a la cita, me hizo dudar, me sentí abatido, estabas sosa, un tanto borde en tu forma de hablar, expresando tu desacuerdo con mis últimas decisiones tomadas, así que no tenía esperanzas más que de tomar ese café que habíamos comentado.

Media hora más tarde de la hora prevista de tu llegada, apareciste, una sonrisa inmensa en tu rostro reflejaba algo diferente al enfado que se suponía tenías…

Sentados en mi coche, la conversación era escueta, simplemente qué tal el trabajo, qué tal esto, lo otro… Te llevé a un rincón nuevo, aislado, a salvo de las miradas de la gente de la calle.

Saltó tu cinturón de seguridad, y en un instante estabas sobre mi, tus labios buscando los míos, tus manos sujetando mi nuca, tus ojos clavándose en mis ojos, brillando de nuevo.
Te aparté de mi, pero no querías, sentía tu deseo, sentía como no deseabas que abriera la boca, sólo para besarte. –¿Pasamos atrás? – Vale.

Antes que pudiera cerrar la puerta, tu mano sujetaba la mía, en un tirón me metiste dentro del coche, y tu boca volvía a buscar la mía, estaba como loca, poseída por un deseo irrefrenable de hacerme tuyo a besos. Mis manos buscaban, respetándote, cómo mantener esa pasión viva, acariciando tus piernas, tus caderas, tu espalda.

Cerré la puerta, y agarraste mi paquete, mi polla dura de la excitación del momento, y tus ojos clavados en los míos, yo no sabía qué hacer, tanta pasión, sin esperarla.

-Quítate los pantalones. –Pero, cariño. –Necesito follarte. –Amor, si sólo íbamos a tomar un café, ¿no prefieres hablar? – Jorge, soy una mujer ardiente, y hace mucho que no follo, o te desnudas, o te arranco la ropa ahora mismo.

Tardé apenas 15 segundos en desnudarme, me quité los pantalones, los calzoncillos al suelo, y cuando comenzaba a desabrocharme la camisa, su boca volvió a tapar la mía, esta vez más fuerte, absorbiendo cada milímetro de mis labios, besándome, apretando mi cabeza contra la suya, sentí su mano agarrar mi polla, buscando su sexo, sus piernas pasaron sobre las mías, y sentí como su coño mojado y ardiente, abierto sobre mi, absorbía la punta de mi tranca.

Sentado en medio del asiento, ella sobre mi, sus pechos apretando mi pecho, mis manos bajo su jersey, acariciando sus caderas, sus tetas, su culo, sus piernas, la miré, sujetándola del pelo, diciéndome: -métemela, ¡ya!

La complací, apretando mi cintura contra ella, pero apenas podía moverme, me tenía atrapado, contra el respaldo de la parte de atrás de mi coche, su cadera apretó fuertemente, y sentí como las paredes de su vagina se abrían de repente, metiendo mi rabo hasta el fondo, como tanto le gustaba a ella sentirme, entraba y salía, jugoso, mojado, estaba inmóvil, como una estatua, tan solo podía mover mis manos, mi culo aprisionado en ese asiento, mis piernas fijas, y su cintura yendo y viniendo, apretándose, su cabeza contra el techo, golpeándose en cada envestida, gozando, gimiendo, yo no podía más, me sentía un objeta bajo ella, y ella disfrutaba viendo como no podía moverme.

-Jorge, me corro, me corro ya, quiero sentirte, explota dentro de mí.

No pude más que clavar mis uñas en su culo, apretarla a mi, y explotar dentro suyo, llenándola de semen, bombeando potentemente, manteniendo el ritmo del orgasmo que los dos teníamos a la vez.

Ella no paraba, yo no podía expulsar más de mis testículos, apenas mantenía la erección dentro suyo, pero no paraba, ella seguía con su movimiento rítmico, su cadera mantenía la presión, y mis manos caídas no ejercían ya más resistencia.

- Cariño, me gusta lo que me das, déjate hacer, no la saques, déjala dentro mío.
- No soy capaz de resistir, haz conmigo lo que desees.

Mantuve mi sexo dentro del suyo, tal como me había pedido, pero no sabía cuánto la iba a mantener dura, ella se frotaba sobre mí, y podía sentir el goteo de nuestros fluidos por mis huevos. Sus manos clavadas en mi espalda, sus ojos cerrados, su cabeza atrás, y su cadera… sin parar… notaba como su clítoris frotaba mi pubis, como su pasión volvía a encenderse.

Metió su mano entre sus piernas, cogiendo mi verga, manteniéndola apretada a su clítoris, y siguió con su juego, con sus roces íntimos, volvió a gemir, volvió a acelerar sus movimientos, su respiración, volvió a metérsela, y nuevamente gritó de placer, corriéndose, esta vez mojando el asiento del coche, empapando todo con su esencia.

Agotado me quedé, agotado en el asiento de atrás de mi coche, pensando en lo sucedido, en que no tuve opción a moverme, en que no pude controlar la situación, en que me había utilizado para su disfrute.

Todo olía a ella, todo, el coche mantuvo su aroma días después… desde aquél día deseo que vuelva a violarme nuevamente.

16 comentarios to “LA VIOLACIÓN por Jordi (Relato erótico Nº29)”

  1. Genial que ya estén los relatos, a ver si tenemos suerte!!! GRacias

  2. uuu muy bueno, estaba buscando algo asi para tener alguna idea de lo que era una violación.. estoy tratando de escribir una historia y esto era lo que necesitaba, gracias.

  3. ME alegro que te guste y te sea util para imaginar tu historia.

    besos

  4. Simplemente me ha encantado.besos.castor

  5. Hace poco entraron dos ladrones a robar a mi casa.
    Estabamos mi mama y yo solas, y nos violaron a las dos por separado y luego se intercambiaron.

    Si alguien quiere charlar conmigo de este tema q me agregue..me gustaria desahogarme

  6. Miguel Angel Isselle Says:

    Linsy:
    Aunque no me imagino el tipo de relación que sostuvieron los ladrones contigo. Estoy para que te desahogues, puedes contarme los detalles y compartiremos relatos que ha sido posible superar -en mi caso, solo- y que tampoco he relatado a nadie. Mi corro es mianisse1@hotmail.com. Espero tener noticias tuyas.

  7. ¿envestida? ¿dentro suyo? ¿dentro mío?
    El relato puede gustar más o menos, eso es subjetivo, pero la ortografía no lo es: se dice embestida (con eme y con be), y se dice dentro de tí o dentro de mí.

  8. losrelatosdejordirdi Says:

    vaya, eres académico de la lengua? lo importante en este tipo de relatos no es la ortografía, cualquier escritor te lo dirá, todos usan corrector (casualmente yo no…), lo importante es el relato en si, la historia. Molestarte en dejar una nota para criticar la ortografía, es que poco interés tienes en los relatos en si. Mejor que vayas a leer algún diccionario…. seguro que lo encuentras más interesante….

    • No debe molestarte ese comentario de MAN, porque tiene razón. Es una falta de respeto por tu propia obra que no te esmeres en escribir sin faltas de ortografía. Una cosa es enviar un SMS a un amigo y otra, muy distinta, publicar un relato literario. La palabra “envestida” hace daño a la vista. Yo he tenido que leer dos veces la frase para entender lo que querías decir, ya que mi primera lectura ha sido que decías algo relacionado con el sustantivo “vestido” o el verbo “vestir”, que si que se escriben con uve… En cuanto a tu afirmación de que en un relato erótico lo que menos importa es la ortografía… Bueno, permíteme que discrepe. Un relato erótico de cierta calidad, como es el tuyo, se merece que lo escriban de forma 100 % correcta. Es más, creo sinceramente que la calidad del relato se ve mejorada si la escritura es correcta. Creo que estamos todos muy cansados de leer historias en las que el relato empieza en primera persona, salta luego a narrar en tercera persona, mezcla los tiempos verbales de forma arbitraria y, encima, ni siquiera está exento de faltas de ortografía. El tuyo está muy bien escrito, tanto a nivel ortográfico como de contenido de la historia. Es coherente, mantiene el interés del lector y es, como debe ser un relato erótico, muy excitante. Así que esa falta de ortografía resulta aún más visible y rechina de forma espectacular entre el resto de palabras…

  9. wau eso si k fue algo erotico y muy pero muyyyyy riko, es raro encontrar hombres asi tan ardientes y k lo expresen m dejast con ganas jajajaaja gracias

  10. Chuchychuki Says:

    :’( quiero que me Violen así…. Jajajajaja

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 224 seguidores

%d personas les gusta esto: